¿Se deben notar las operaciones?

Hay un gran debate en torno a las operaciones quirúrgicas realizadas con el fin de mejorar aspectos de belleza. Por un lado están los defensores de que cada operación se note, que a simple vista se vea que la persona ha sido operada, llevándola a un estatus de lujo.

Esa corriente, cada vez es menor, ahora lo que más se lleva no es presumir de las operaciones si no que las intervenciones recibidas se noten lo menos posible, es decir, que el resultado se vea natural. Se tiene que notar mejoría pero sin llegar a los extremos ni ser superficial.

Nosotros en ese sentido no nos posicionamos, hacemos lo que el cliente desee siempre y cuando no afecte a la salud del paciente, y tenga cierto sentido. Lo más importante es que las personas se sientan felices consigo mismas y que mejore su calidad de vida.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio web

*